SOMBRAS Y LUCES

Diciembre 22, 2011 by admin  
Filed under Economía

Para la economía de Estados Unidos, 2011 fue un año de sombras y luces. El año comenzó ominosamente, bajo la amenaza de otra recesión. Durante la primera mitad del año, dos factores que demostraron ser transitorios contribuyeron a frenar la todavía modesta recuperación económica.

Los altos precios de las materias primas y los efectos, sobre todo en la producción de automóviles, del terremoto y tsunami de marzo en Japón, agravaron las restricciones sobre el gasto de los consumidores.

Estas restricciones persisten y continúan frenando la recuperación económica. Entre las mas perniciosas se encuentra el alto desempleo, los muy modestos aumentos de salarios y la pérdida de valor de la vivienda y de los activos financieros.

Como consecuencia, durante la primera mitad del año, la cifra de crecimiento promedio, de menos de uno por ciento,  estaba causando preocupación, porque la economía estadounidense podía deslizarse hacia otra recesión.

Sin embargo, durante el verano, bajaron los precios de las materias primas y disminuyeron las restricciones sobre la producción de autos. Estos acontecimientos positivos condujeron a un aumento del gasto de consumo, lo cual mejoró el desempeño de la economía estadounidense durante la segunda mitad del año.

Las cifras positivas de creación de empleo en octubre, de alrededor de 100,000 nuevos empleos no agrícolas, mejoraron en noviembre con la creación de 120,000 nuevos puestos de trabajo. Esta tendencia positiva en la creación de empleo, a la par de 315,000 personas que dejaron de buscar trabajo en noviembre, empujaron hacia abajo, a 8,6 por ciento,  la tasa de desempleo que hasta entonces estaba atascada en 9 por ciento.

Ante esos indicadores positivos, para la economía de Estados Unidos el año está terminando mejor de lo que comenzó.

 

Por:  Isaac Cohen
Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

 

SHADOWS AND LIGHTS

For the US economy, 2011 was a year of shadows and lights. The year started ominously, under the threat of another recession. During the first half of the year, two factors which proved to be transitory contributed to hold back the still modest recovery.

High commodity prices and the effects, mainly on automobile production, of the March earthquake and tsunami in Japan aggravated the restraints on consumer spending. Some of these restraints persist and continue holding back the economic recovery. Among the most pernicious are high unemployment, very low wage gains and the loss of value of  houses and financial assets.

As a consequence, average growth figures of less than one percent, for the first half of the year, generated concern that the US economy was veering toward another recession.

However, during the summer, commodity prices went down, while there was a decrease in the constraints on automobile production. These positive events led to an increase in consumer spending, which improved US economic performance during the second half of the year.

Positive figures of job creation in October, of around 100,000 new non agricultural jobs, improved to 120,000 new jobs created in November. This positive trend in job creation, coupled to 315,000 persons who stopped looking for work, pushed down to 8.6 percent the unemployment rate, which until then remained stuck in 9 percent.

Given these positive indicators, for the US economy the year is ending better than how it started.

By:  Isaac Cohen
International analyst and consultant. Commentator on economic and financial issues for CNN en Español TV and radio. Former Director, UNECLAC Washington Office.

Bookmark and Share
  • APOYA PEOPLEFORBIKES.ORG

Comments are closed.