El Sabor y la Nostalgia

Abril 6, 2009 by admin  
Filed under Gente y Lugares

plantains_1emaIsabel Cayetano es una Hondureña que trabaja como estilista todo el día y por la noche al llegar a su casa, cansada y hambrienta, lo que le apetece dice es algo que tenga el sabor de su tierra natal.  A la cabeza se le vienen múltiples platillos típicos de su país, que desafortunadamente requieren mucho tiempo de preparación.  Pero a la mano siempre trata de tener plátanos maduros así por lo menos las ‘tajadas fritas’ no faltan y de alguna manera el antojo por los deleites de su infancia queda satisfecho.

Inmigrantes de más de 200 países del mundo viven en Nueva York y su gran diversidad ha contribuido a transformar el panorama culinario de la capital de los rascacielos y lo han enriquecido.  De acuerdo al Departamento de Planeación de la Ciudad, un 37% de la población Neoyorkina es de origen extranjero, por lo que casi en cualquier vecindario se pueden encontrar restaurantes que ofrecen una inmensa variedad de exóticos platillos internacionales preparados a la manera tradicional, o en una de muchas versiones que han surgido, a falta de tiempo o ingredientes que no se encuentran fácilmente.

tacos_1emaLa mexicana, Gloria López, se despierta con el alba para dejar lista la comida antes de irse a trabajar como niñera prácticamente todo el día. Su familia entera degusta los platillos puramente mexicanos, como enchiladas de queso, mole con pollo o flautas de carne que siempre acompañan de arroz y frijoles.
Dice que hasta hace unos meses una vez por semana encargaban comida de algún restaurante del área, pero que la crisis les ha dado duro y por ahora abandonaron ese pequeño lujo y ella está cocinando todo.  Algunos establecimientos de comida han tomado nota y ofrecen especiales para el almuerzo o la cena temprana.

Esto ha complacido al puertorriqueño Francisco Romo, quien es portero en un edificio rodeado de restaurantes con gastronomía del mundo entero y nunca come en casa, pero en los alrededores puede complacer cualquier antojo. Afirma que generalmente le da por añorar el arroz con gandules que comía cuando niño en la isla del encanto y lo come bastante seguido. Lo mejor es que puede variar menú sin ir muy lejos, ni gastar tanto.

cooking_gen1emaMiledis García es oriunda de la República Dominicana y lo que hace para economizar tiempo y dinero, es cocinar grandes cantidades una vez por semana y congelarlo todo en pequeñas porciones que saca día a día.  Este viernes hizo pierna de cerdo y un pavo entero a la Dominicana que le rendirá hasta para convidarle a su vecina que es compatriota suya. Indica que sin los sabores típicos de su país natal no podría vivir en ningún lado y aunque puede comprar platillos dominicanos, ella prefiere hacerlos con su propio sazón y a su gusto.

Gracias a las comunidades inmigrantes asentadas en Nueva York, cuando se trata de comida, la Capital del Mundo es accesible a todo paladar y bolsillo.

 

Por María Araiz-Perez
Nueva York

 

 

 

Bookmark and Share
  • APOYA PEOPLEFORBIKES.ORG

Comments are closed.